Reconstrucción mamaria

Tiempo de Cirugia:

faltan todos

Anestesia:

LOCAL

Tiempo de Recuperación:

7 A 10 DÍAS

Internamiento en Hospital:

NO

Las dos causas más comunes por las que se hace necesaria la cirugía de reconstrucción mamaria son el Cáncer de Mama (posterior a la cirugía en la cual se extirpa el tumor junto con los tejidos que pudieran estar afectados -mastectomía-) y Malformaciones de Nacimiento donde no se desarrolla alguno de los senos. La más común de estas últimas es el síndrome de Poland.

En el caso del cáncer de mama la búsqueda de la curación del cáncer es prioritaria y la reconstrucción se considera sólo cuando se ha completado el tratamiento y no hay evidencia de enfermedad activa. Al planear la reconstrucción se deben de considerar algunos factores; tales como, la edad, el tipo y etapa del cáncer padecido, el tipo de mastectomía realizada y la necesidad o no de radioterapia. En base a esto se  decide entre las opciones técnicas la más óptima para cada caso.

 

El síndrome de Poland, es una condición de nacimiento en la cual; entre otras alteraciones; hay una ausencia parcial o total del músculo del pecho (pectoral) junto con la atrofia de los tejidos de la mama. Los senos de una mujer afectada no se desarrollan de manera normal durante la pubertad. Generalmente se presenta de un solo lado (más común mente derecho); por lo que genera una importante asimetría en el tamaño de los senos. La opción de reconstrucción dependerá de la cantidad de tejido presente del lado afectado.

 

Aunque se debe individualizar cada caso, las opciones de reconstrucción son similares sin importar la causa. Las dos grandes alternativas de reconstrucción son:

 

      • Reconstrucción con implantes/ expansores.
      • Reconstrucción con Tejidos propios del paciente (colgajos)

 

Reconstrucción con Implantes / expansores.
Se lleva a cabo de dos formas; colocando alguno de los siguientes materiales:

 

Implante de silicón: Se utilizan los mismo implantes que en la cirugía de aumento mamario. La colocación de un implante de primera intención requiere la existencia de tejido suficiente para cubrir adecuadamente un implante de un tamaño similar al seno contra lateral.

 

Expansor: Cuando hay tejido pero resulta insuficiente para igualar al seno contralateral se puede colocar primero un expansor. Éste es un dispositivo que se puede “inflar” y se coloca por debajo de la piel .Una vez en su lugar se  “infla” gradualmente (a lo largo de semanas) con lo que va estirando la piel sobre él y estimulando su expansión. Cuando la piel alcanza el tamaño deseado se retira el expansor  y se coloca el implante de silicón definitivo .Este proceso está limitado por la presencia de cicatrices que no permiten el crecimiento normal de la piel.

 

Reconstrucción con Tejidos Propios del Paciente (Colgajos)
Si por cualquier causa no existe tejido suficiente (piel, grasa y/o músculo) en el seno para cubrir un implante/expansor, se puede realizar la reconstrucción con tejidos propios del paciente. Lo más común es desplazar un bloque -generalmente compuesto por piel, grasa y músculo- hacia la región mamaria sin desprenderlo del propio paciente de modo que no pierda su nutrición y no muera. Dicho bloque de tejidos se conoce como colgajo. Los dos colgajos más comunmente utilizados se obtienen de:

La espalda (Músculo Dorsal Ancho). Se transfiere el colgajo por debajo de la axila hacia la región mamaria del mismo lado

 

El abdomen inferior (Músculo Recto Abdominal) Se transfiere el colgajo desde  la región entre el ombligo y el pubis hacia arriba.

 

Cada una de las técnicas de reconstrucción (implante/expansor o tejido propio del paciente) tienen sus indicaciones, beneficios y desventajas. Por ello, consulte a su cirujano plástico para que le brinde toda la información necesaria, despeje dudas y le informe la opción más adecuada para Usted.