Orejas: Corrección o Reducción

Tiempo de Cirugia:

1 A 2 HRS.

Anestesia:

LOCAL Y SEDACIÓN

 

Tiempo de Recuperación:

7 A 10 DÍAS

Internamiento en Hospital:

NO

Para algunas personas, la prominencia, la asimetría o la falta de definición de sus orejas son motivo de gran inconformidad estética. Esto es particularmente común durante la infancia, donde  podemos ser objeto de bromas o marginación.

 

La otoplastia de reducción es la cirugía realizada  para corregir la prominencia excesiva o tamaño de las orejas para que su tamaño armonice con el del resto de la cara. La otoplastia también puede ser correctiva.

 

¿En qué consiste la otoplastia?
El objetivo es disminuir la prominencia o aspecto de “abanico” de las orejas, haciendo que se adosen a la cabeza. Esto se logra al moldear el cartílago (la estructura que le da forma a la oreja) mediante una incisión en la parte posterior de esta estructura y; en ocasiones, al quitar exceso de piel y cartílago de la misma. Finalmente la oreja se fija de tal forma, que hace que esta se adose a la cabeza.
Es una cirugía que no amerita hospitalización, el mismo día el paciente se puede ir a su casa con algunos cuidados específicos.

 

¿Quién y a qué edad se es candidato a esta cirugía?
Son candidatos todas aquellas personas que presentan orejas prominentes o de gran tamaño. La otoplastia se puede realizar a partir de los 5 y 6 años de edad; cuando la oreja suele alcanzar su tamaño definitivo. En los infantes, es recomendable realizarlo a edad temprana, para disminuir el tiempo en el que un niño puede ser objeto de bromas y/o burlas.

 

¿Suele haber cicatrices visibles en la otoplastia?
El tipo de cicatriz resultante, depende de las incisiones que requiera la técnica quirúrgica que se emplee y ésta dependerá de cada caso individualmente. Lo más común es realizar la cirugía a través de la parte posterior de la oreja. Esto permite que la cicatriz quede ubicada donde se une la oreja con la cabeza (en el surco retroauricular); haciendo prácticamente imperceptible la cicatriz.

¿En qué consiste la cirugía y su recuperación?
Durante un par de días, tendrá las orejas cubierta con un vendaje a modo de “banda” en la cabeza. Después de las primeras revisiones en consultorio y al retiro de suturas, usará una banda elástica en cabeza, cubriendo y realizando cierta presión en la orejas. Esta banda será usada todo el día durante la primeros 7 a 10 días y posteriormente solo por las noches.