Defectos de Nacimiento: (Defectos congénitos)

Las malformaciones congénitas o “del nacimiento”, son aquellas alteraciones del cuerpo que se producen antes de nacer y se evidencian al nacimiento. Como su nombre lo indica se deben a la alteración del desarrollo normal de algún órgano o parte del cuerpo del embrión o feto durante el embarazo. En general, las malformaciones se producen en los 3 primeros meses del embarazo, ya que es la principal etapa donde se originan y forman los órganos y partes del cuerpo.

 

Las causas que originan estas alteraciones son muchas; pueden ser por herencia genética, exposición a medicamentos, sustancias tóxicas o infecciones, deficiencias nutricionales, etc.

 

La cirugía reconstructiva, se enfoca a aquellas malformaciones “físicas” o de las estructuras externas del bebe, principalmente de la cara y la extremidad superior.

 

Labio y paladar Hendido (“labio leporino”)
En esta alteración puede estar afectado:

      • El labio superior
      • El paladar
      • Labio y  paladar.

 

Los problemas pueden ir desde una pequeña “muesca” o hendidura en el labio superior hasta un surco completo en el paladar que comunica la boca y la nariz.

 

El labio y paladar hendido afectan la apariencia de la cara y pueden llevar a problemas con la alimentación y el lenguaje, ya que la boca y nariz estarán comunicadas. Así mismo, puede predisponer a infecciones repetidas del oído, lo que puede ocasionar alteraciones de la audición y con ello perjudicar aún más el desarrollo del lenguaje.

 

Lo importante de esto, es saber que esta alteración  puede ser corregida o mejorada.

 

¿A qué edad se puede operar a un niño afectado por labio y/o paladar hendido?
Idealmente la cirugía para corregir el labio hendido debe realizarse entre los tres y seis meses de edad, ya que a esta edad la cicatrización es muy adecuada. Si el problema afecta severamente el área de la nariz; pueden necesitarse otras cirugías más adelante.
El paladar hendido se debe corregir entre los nueve y dieciocho mese de edad para que no afecte el desarrollo del habla en el niño. Algunas veces, se utiliza  temporalmente una placa para cerrar el paladar, de manera que el bebé pueda alimentarse y crecer hasta que la cirugía se pueda llevar a cabo.

 

Microtia (“oreja pequeña”)

La microtia consiste en una defecto del desarrollo de una o ambas orejas. La severidad puede variar desde solo una disminución del tamaño de la oreja, a existir únicamente remanentes y vestigios. En casos muy severos puede estar ausente la totalidad de una o ambas orejas y/o conductos auditivos.

 

En la mayoría de los casos, a pesar de la alteración de la oreja, la audición suele estar conservada.

 

La microtia se debe corregir alrededor de los 6 años de edad, ya que a esta edad la oreja sana alcanza prácticamente el 80% o más del tamaño que tendrá en la edad adulta. Además a esta edad, prácticamente va iniciando la etapa escolar del niño, limitando el tiempo en que se encuentre expuesto a burla o molestias por parte de los demás niños.

 

La corrección de la microtia comprende un proceso de 2 a 4 cirugías que se realizan por separado en un lapso de tiempo. La primera cirugía consiste en colocar un expansor de piel para formar el espacio donde estará la nueva oreja. Al cabo de unas semanas se realiza la segunda cirugía, donde se retira el expansor y se coloca el “esqueleto” de la oreja que construimos a partir de cartílago de las costillas. Una tercera y cuarta  cirugía podría ser necesaria para afinar detalles de la oreja nueva.

Sindáctila (“dedos pegados”)

Consiste en una falta de separación o división de los dedos, de modo que dos o más dedos (normales o subdesarrollados) se encuentran”pegados”. Es más común en las manos que en los pies. Los dedos pueden estar unidos entre sí sólo por la piel (grado más simple); o bien, por piel y hueso (grado más severo).

 

 

La sindáctila se puede asociar a varios síndromes (enfermedades complejas). Si bien, la sindáctila por sí sola no afecta la salud o pone en riesgo la vida o función del paciente, su corrección se realiza principalmente por razones estéticas, ya que los casos severos suelen ser muy evidentes.

 

La corrección se debe realizar preferentemente antes de los 3 años de edad. Dependiendo de la severidad de esta fusión, consistirá en liberar únicamente la piel que los une; o bien, en  separar la piel, tendones y huesos.

 

Polidactilia (“muchos dedos”)

Polidactilia es cuando hay más dedos de lo normal, ósea más de cinco dedos en cada mano y/o pie.  Estos dedos “extras” pueden estar completamente desarrollados (con todos los huesos y demás); o bien, estar pobremente desarrollados  (formados únicamente por piel y vestigios). La polidactilia también se puede asociar a varios síndromes (enfermedades complejas). Lo más común es que el dedo excedente, se presente asociado al dedo meñique o al pulgar.

 

En cuanto al tratamiento, cuando el dedo excedente es muy rudimentario, únicamente se extirpará. Cuando el dedo está completamente desarrollado y comparte funciones con el dedo adyacente, se transferirán las estructuras y funciones al dedo más desarrollado, separando y extirpando el dedo excedente.