Defectos de la cicatrización: (Cicatriz Queloide e Hipertrófica)

Cuando una herida es superficial es posible que el tejido normal se regenera para que la zona quede como si nada hubiera pasado; sin embargo todas las lesiones profundas (como las incisiones realizadas en las cirugías) derivan en una cicatriz. Por definición una cicatriz es un tejido de reparación diferente al tejido normal.

 

  • La cicatrización es un proceso biológico muy complejo  mediante el cual los tejidos vivos reparan sus heridas. Sin embargo, este proceso no solo es complejo sino que es frágil y es susceptible de ser interrumpido o fallar, lo que conduce a la formación de heridas crónicas con problemas de cicatrización.

 

¿Cómo se lleva a cabo el proceso normal de cicatrización?

  • .El proceso de cicatrización se divide para su estudio en tres fases que en realidad se traslapan.

 

En la fase inflamatoria,

  • se combate la infección,

 

  • se detiene el sangrado, y

 

  • se liberan factores que atraen a las células que forman parte en la fase proliferativa.

 

La fase proliferativa se caracteriza por

  • la formación de nuevos vasos sanguíneos para transportar los nutrientes y las células necesarias para la cicatrización,

 

  • la producción de las fibras que funcionan como andamios para organizar la cicatrización. En un inicio se trata de fibrina y fibronectina que son remplazadas por colágeno.

 

 

  • la multiplicación de las células de la piel para cubrir la herida, y

 

  • la contracción de la herida. En la contracción,  unas células especiales similares a las de los músculos se adhieren de los bordes de la herida y se contraen para  reducir el tamaño la herida.

 

En la fase de maduración y remodelado (reparación),

  • el colágeno es remodelado y realineado a lo largo de las líneas de tensión,  y
  • las células que ya no se precisan son eliminadas.

 

Durante la maduración, se cambia el colágeno existente (tipo III) por un tipo más resistente (tipo I).  Las fibras de colágeno que inicialmente se encuentran desorganizadas son interconectadas, ordenadas y alineadas a lo largo de líneas de tensión.

En la medida que la fase progresa, se incrementa la resistencia a la tracción de la herida. La resistencia alcanza un valor del 50% del de un tejido normal unos tres meses luego de ocurrida la herida y eventualmente alcanzando un 80% de la resistencia del tejido normal. La fase de maduración puede durar un año o más, dependiendo del tamaño de la herida y si inicialmente se la cerró o se la dejó abierta.  En esta fase la cicatriz pierde su apariencia rojiza.

 

¿A qué se refiere la contracción de una herida o cicatriz?
En heridas profundas, la contracción alcanza su máximo de 5 a 15 días luego de producida la herida. La contracción puede durar varias semanas y continúa aún después que la herida se ha cerrado por completo. Si la contracción continúa por demasiado tiempo, puede producir desfiguración y pérdida de función. La finalidad de la contracción es disminuir el tamaño de la herida. Una herida grande puede reducir su tamaño entre un 40% a un 80% luego de la contracción. Las heridas pueden contraerse a una velocidad de 0.75 mm por día, dependiendo de cuán flojo se encuentre el tejido .La contracción por lo general no se produce de manera simétrica; la mayoría de las heridas poseen un ‘eje de contracción’ que posibilita una mejor organización y alineación de las células con el colágeno.

 

¿Cuáles son las causas de una cicatrización anormal?
Si no hay suficiente circulación en la herida no estarán disponibles los factores necesarios para la cicatrización. Entonces la herida podría no cerrar o hacerlo de manera precaria,  Algunos factores que pueden contribuir a este problema son la diabetes y enfermedades de las venas o arterias.

Las infecciones en general impiden o retrasan la cicatrización.

Si la herida es muy grande las células de la piel no alcanzarán a cubrirla.
Si persiste la inflamación y no se “depuran” las sustancias y células que participan en la cicatrización el resultado puede ser una cicatriz demasiado gruesa llamada hipertrófica. Hay factores que perpetuan la inflamación, como la presencia local de cuerpos extraños para el cuerpo.

Si no se produce el tipo adecuado de colágeno o su producción es desorganizada se pueden  desarrollar cicatrices  “excesivas”, conocida como queloides.

 

¿Qué es una cicatriz hipertrófica y cómo se puede tratar?

  • Es una cicatriz muy gruesa que de forma característica únicamente sobresale encima del nivel de la piel, se “abulta”  pero respeta los bordes originales de la herida, no los excede.

 

  • Se presentan en sitios donde la piel constantemente se esta “jalando” o “estirando”, como el cuello, pliegues, sacro, etc.; o bien, cualquier lugar donde la herida quede “tensa”.

 

  • Las causas de esta cicatriz son la tensión excesiva en los bordes de la herida y una inflamación prolongada en la herida (infecciones, material extraño, etc.). Aquí no influyen la genética o raza, sino más bien los factores locales de la herida. Por ello, cualquier persona puede desarrollar esta cicatriz.

 

  • Puede haber cierta mejoría por si sola con el tiempo. De cualquier modo su tratamiento es más sencillo. Básicamente consiste en quitar la cicatriz con cirugía (extirparla) y cerrar la herida en forma adecuada, sin tensión. También pueden ser de utilidad como complemento, las láminas de silicón y presoterapia (fajas o ropa compresiva). En ocasiones puede ser necesario cambiar la dirección de la cicatriz para permitir una relajación de la misma, sobre todo cuando atraviesan algún pliegue importante de la piel (articulaciones y cuello).

 

¿Qué es una cicatriz queloide y cómo se puede tratar?

 

  • Se trata de una cicatrización “exagerada”. Se puede producir después de cualquier tipo de lesión en la piel, desde una herida hasta una punción (aretes o “piercings”).

 

  • La característica del queloide es que crece desproporcionadamente para el tamaño de la herida inicial. Esto es, que no solo sobresale encima del nivel de la piel, sino que también rebasa los bordes originales de la herida hacia los lados. Otra característica es que no remite ni mejora por sí sola.
  • Se debe a una sobreproducción desorganizada del colágeno durante la cicatrización.  Las causas son diversas, pero juega un papel fundamental la genética y la raza. La ascendencia afroamericana es la de mayor riesgo. Las áreas más comunes a presentarse queloide son la cara, orejas, pecho y espalda.

 

  • El tratamiento es complejo y difícil. Se requieren habitualmente combinar varias modalidades de tratamiento para corregirlo. Algunas opciones son la aplicación de corticoides (potentes antiinflamatorios) en la cicatriz, uso de laminas de silicón, la aplicación de presión mediante fajas especiales, cirugía y, en algunos casos, radiación.

 

  • Es importante considerar que una persona que ha desarrollado alguna vez una cicatriz queloide es proclive a cicatrizar de forma similar cada vez que sufra una herida profunda.