Abdominoplastia

Tiempo de Cirugia:

1 A 4 HORAS

Anestesia:

BLOQUEO REGIONAL CON SEDACIÓN Ó GENERAL.

Tiempo de Recuperación:

7 A 15 DÍAS EN PROMEDIO.

Internamiento en Hospital:

1 A 2 NOCHES

Cuando la piel se estira en gran medida en un breve periodo de tiempo  las fibras de colagena que brindan soporte a la piel se rompen y se forman cicatrices lineales que llamamos estrías.  Debido a factores como la maternidad o variaciones de peso la piel del abdomen llega a quedar flácida, redundante y/o con estrías; mientras que los músculos de la región se separan. Así mismo, esta flacidez de la piel hace que las estrías que se han formado sean más evidentes. No existen tratamientos cosméticos que realmente logren eliminar por completo las estrías.  Además  con el paso del tiempo la distribución de la grasa se va concentrando más en la zona central y hace que la grasa de esa región sea muy persistente y difícil de eliminar mediante  dietas y ejercicio solamente. Por lo que es frustrante no lograr obtener un vientre plano y firme.

 

La abdominoplastia o comúnmente llamada “lipectomia”, permite crear un vientre plano y firme al retirar el exceso de piel y grasa abdominal; así como tensar nuevamente los músculos del abdomen. La abdominoplastia es una cirugía que brinda cambios dramáticos. Mejora notablemente la silueta corporal y la figura sobretodo en aquellas personas que han logrado bajar de peso en forma importante. En algunos casos, puede complementarse con liposucción/lipoescultura  o con cirugía del busto para mejorar aun más el contorno corporal.

 

¿Quiénes son candidatos a una Abdominoplastia?

El factor determinante es la cantidad y flacidez de piel que exista en el abdomen. Generalmente se debe a los embarazos o a pérdida importante de peso; en ambos casos, la piel fue estirada más allá de su capacidad para volverse a “encoger” nuevamente en su totalidad. Si usted fácilmente puede “pellizcar” y sujetar una cantidad considerable de piel laxa o “suelta”, posiblemente requiera de esta cirugía. Si, por el contrario, la piel se siente gruesa y no está particularmente “suelta”, quizá lo que amerite sea liposucción. Dicho esto, los candidatos ideales son adultos en general, no fumadores, sin enfermedades agregadas y que no contemplen embarazos o pérdida de peso importante en un futuro cercano.

 

¿En qué consiste la cirugía?

La cirugía se realiza en quirófano, bajo anestesia regional con sedación o anestesia general y habitualmente requiere una noche de hospitalización. Consiste en tensar nuevamente los músculos abdominales -creando una faja o “corsé” interno-; retirar la piel  flácida y grasa excedente, para unir nuevamente todo dando un aspecto más plano, firme y con una cintura más reducida. Dependiendo del  tipo de abdominoplastia, puede ser necesario liberar el ombligo de la piel que le rodea para poder “reestirar” toda la piel del abdomen, volviendo a unir el ombligo en su sitio. La incisión se ubica justo por arriba del pubis y dependiendo del tipo de abdominoplastia, puede ser similar a la de una cesárea o extenderse prácticamente.

 

¿Qué tipos de abdominoplastia hay y que cicatrices quedan?

 

Básicamente hay tres técnicas para abdominoplastia:
Mini-abdominoplastia, para casos menores, donde la flacidez a corregir es únicamente en la región entre el ombligo y el pubis. No amerita liberar el ombligo y la extensión de la incisión es similar a una cesárea.

Abdominoplastia completa, para casos más extensos, donde hay flacidez generalizada del abdomen. Amerita tensar los músculos abdominales. Se libera y vuelve a unir el ombligo. La incisión tiene la misma dirección que la de una cesárea pero es más extensa y va de una prominencia de la cadera (“hueso de la risa”) a otra.

 

Abdominoplastia circunferencial, para casos severos (pérdida masiva de peso), donde hay flacidez abdominal y de la parte posterior (espalda baja). La incisión tiene una forma similar a la de un cinturón a la cadera.

En todos los tipos de abdominoplastia, aunque la cicatriz sea extensa, se coloca a un nivel bajo, de tal manera que quede cubierta con la ropa (siguiendo el trayecto del elástico de ropa interior o bikini a la cadera).

 

¿Cómo es la recuperación de una abdominoplastia?
Habitualmente, requiere una noche de hospitalización. Se recomienda reposo durante la primera semana. Esto no significa que deba estar postrada en cama, es necesario movilizarse fuera de ella, pero siempre con asistencia y ciertos cuidados. Los vendajes serán reemplazados por una faja especial que deberá usar durante unas semanas. Actividades cotidianas y laborales básicas (empleos sedentarios) se pueden retomar a partir de la primera semana de operada. Actividades normales a partir de las dos semanas. Podrá realizar ejercicio paulatinamente a partir del mes. Los ejercicios que requieran mucho esfuerzo y actividad abdominal, se realizan a partir de las 8 semanas.

 

¿Se pueden corregir las estrías con esta cirugía?
Las estrías como tal, no. Sin embargo, al quitar piel flácida excedente, se eliminan las estrías que se encuentren en esta piel que se retira. Así mismo, al tensar nuevamente el resto de la piel del abdomen, las estrías restantes se hacen menos evidentes o notorias.